jueves, 20 de diciembre de 2007

Nacer en diciembre..

... no es en realidad un problema. El conflicto está en cumplir años, o en querer festejarlo.
Normalmente, el fin de semana posterior es largo y todo el mundo se va. Los que se quedan, incluyéndome, reparten su tiempo entre cientos de brindis y cenas de fin de año.
Ya bastante se come para estas fechas...
Cuando era chica sabía que estaba siempre al filo de las vacaciones y a veces ya muchos se habían ido. Para los 15 de blanco, pero cortito y en casa... a puro choripan. Las fiestas que haríamos hoy en Haedo...
Desde hace 6 años, cumplir en este día tiene otra connotación que fue variando con el correr de los años. Hace 6 años nadie vino a verme, todos tenían miedo y con razón. La calle estaba vacía, había estado de sitio (aunque nadie realmente se tragó ese sapo), mi mamá se olvidó de mi por estar escuchando la radio, todavía retumbaban cacerolas y yo estaba muy, pero muy enojada.
Hace 5 también fue un quilombo, muchos de mis amigos viven en el oeste allende la General Paz, los accesos estaban cortados, pero ese día recibí la llave de mi primer refugio limpito y pintado y fui feliz a pesar de todo.
4 años atrás, si no me acuerdo mal, la cosa estaba más tranquila, fuimos en manada al delta, debe haber caído domingo, no, sábado, pero fuimos el domingo. SS3 hizo una torta, nadie lo sabe pero el merengue quemadito lo hizo sopleteando un desodorante, nadie se intoxicó, pero a mí me dio un poco de asco y creo que no comí.
En el 2004 vinieron papá y Sandi, hicimos gran cena en Floresta y me acuerdo que volvió la furia. En mi casa no había gas, tardé cerca de dos horas en volver del trabajo, Marianita casi me incendia el departamento con un calentador eléctrico de $2, me bañé en lo de Carolina y después fuimos todos a comer y brindar y ya me puse contenta de nuevo. Había bombitas de colores y a la noche se puso fresco y todos le robamos abrigo a Marcela.
El 2005 vio nacer las reuniones en mi casa. Hacía poco había cumplido un año de mudanza y descubrí que podía juntar mis dispares amistades y la mezcla era positiva, salvo excepcionales coincidencias que no pasaron a mayores. Me compré un vestidito verde que por supuesto ya no me entra y disfruté de la compañía.
Para los 25, hace tan solo un año, Gran Fiesta Gran, con cuatro días de adelanto y la tormenta del siglo nos reunimos los primos para un gran agasajo. Esperábamos unas 100 personas, habría música en vivo y baile en el jardín de Floresta. Bebidas, frutillas, música y vecinos enojados. Pero lo dicho: la tormenta del siglo. Terminó siendo una fiesta íntima y algo descontrolada (que no se diga), de los 100 vinieron 20 y tardamos algunos días en reconstruir los fragmentos.
Y ahora... y ahora... se me hunde la canoa. Y ahora no sé, llegué medio derrapando pero contenta. Hay doble joda en casa, familiar y rejunte de amistades... si vale la pena en algunos años les cuento. Mientras tanto. ¡Feliz cumpleaños!

*estoy indispuesta y es mi cumpleaños, así que si quiero postear porquerías lo hago por partida doble.



7 comentarios:

Anónimo dijo...

FELIZ CUMPLE!
No estuve en muchos cumpleaños, pero a los pocos lo recurdo con alegria!

Asufrita dijo...

El anterior fue mi comentario pero no se porque figura anónimo. Leticia

Anónimo dijo...

Feliz cumple primi!!!!
Yo también me perdí muchos.... pero al Tigre fui, y debo haber comido esa torta!
Muchos muchos besos
Vale

Mou dijo...

gracias gracias gracias...
Sobre aquella torta espero que nadie me guarde rencor por no haberlo mencionado antes (y por estar haciéndolo ahora). No hubo víctimas fatales y creo que más de uno repitió.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

puffff!, cuantas veces escupí pa arriba...

nat dijo...

Recién nos conocemos, supongo que en los próximos meses nos conoceremos más, pero no podía saltearme un saludo de cumple. Espero que la hayas pasado muy bien, y que sumes anécdotas divertidas para próximos relatos!
Después de todo, sea el día que fuere, seguro que siempre hay algo digno de mención para el cumpleaños de uno, aunque sea que lo esquivamos...

Mou dijo...

Este cumple definitivamente agrandó el anecdotario... pero no muy alegremente, supongo que dejaré el relato para algún otro momento, por ahora me ocupo en disfrutar los regalitos :D
gracias nat, nos veremos antes de febrero?